Portada > Últimas Noticias
Wang Yi Asiste a Reunión Virtual de Ministros de Relaciones Exteriores del G20 sobre la Cuestión Afgana
2021/09/24

El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, asistió el 23 de septiembre de 2021 a la reunión virtual de ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los 20 (G20) sobre la cuestión afgana.

Wang Yi dijo que los cambios en la situación en Afganistán han recibido una atención universal de la comunidad internacional, y que su evolución en la siguiente etapa dejaría un mayor impacto en la paz y la estabilidad internacionales y regionales. El destino de Afganistán está una vez más en las manos del pueblo afgano, pero todavía existe incertidumbre en su desarrollo futuro. Como plataforma principal destinada a la cooperación económica internacional, el G20 debe, basándose en su propio posicionamiento, desempeñar un papel constructivo en el proceso en el que Afganistán busca la paz, promueve el desarrollo y forma consensos.

En primer lugar, la asistencia humanitaria es una tarea que no admite demoras. Hay que reforzar y acelerar la prestación de asistencia a Afganistán, y en particular, extender una mano al pueblo afgano en aspectos en los que este tiene las necesidades más urgentes. La parte china ha decidido proporcionar a Afganistán materiales relacionados por valor de 200 millones de yuanes, incluida la donación del primer lote de tres millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Wang Yi dijo que espera que los países que tienen responsabilidades por la situación actual en Afganistán reflexionen seriamente sobre lo que han hecho, que tomen más medidas prácticas lo antes posible para aliviar las dificultades a las que se enfrenta el pueblo afgano, y que cumplan con sus debidas responsabilidades.

En segundo lugar, hay que poner fin a las sanciones económicas. Es necesario levantar todo tipo de sanciones o restricciones unilaterales impuestas a Afganistán. Las reservas de divisas de Afganistán son sus activos nacionales, y deben pertenecer al pueblo y ser utilizadas para el pueblo, en lugar de ser aprovechadas como fichas de negociación para ejercer presión política sobre Afganistán. La parte china pide a los miembros del G20 que tomen activamente medidas prácticas para ayudar a Afganistán a aliviar el estrés de liquidez actual. Las instituciones financieras internacionales también deben ofrecer apoyo financiero en aras de los proyectos de Afganistán en campos como la reducción de la pobreza, el desarrollo sostenible, los medios de vida y la infraestructura.

En tercer lugar, las interacciones y el contacto han de ser inclusivos. Bajo la premisa de respetar la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Afganistán, es menester apoyar al pueblo afgano para que elija de forma independiente un camino de desarrollo que esté en línea con sus condiciones nacionales, que construya finalmente una estructura política amplia e inclusiva, que respete los derechos básicos de los grupos minoritarios, las mujeres y los niños, y que aplique una política exterior de paz marcada por la buena vecindad y la amistad con todos los países, especialmente con los países vecinos.

En cuarto lugar, es necesario urgentemente profundizar la cooperación contra el terrorismo. Afganistán debe cumplir seriamente sus compromisos, realizar una separación completa de todo tipo de fuerzas terroristas internacionales y combatirlas resueltamente. La comunidad internacional, desde la perspectiva de una comunidad de destino común de la humanidad, debe construir un frente unido contra el terrorismo, oponerse al doble rasero y a la lucha selectiva contra el terrorismo, y prevenir que Afganistán se convierta de nuevo en cuna y refugio para el terrorismo.

En quinto lugar, hay que abordar tanto los síntomas como las causas profundas de la cuestión de los refugiados. Estados Unidos y los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) deben asumir la responsabilidad principal en la resolución del problema de refugiados y migrantes afganos. Materializar la reconstrucción económica de Afganistán es la solución fundamental para prevenir la aparición del problema de refugiados y migrantes. Afganistán debe mejorar la inclusividad y la previsibilidad de sus medidas políticas, y la comunidad internacional debe ayudar seria y eficazmente a Afganistán a acelerar la reconstrucción, a fin de reducir desde el origen el número de refugiados y migrantes.

En sexto lugar, los distintos tipos de mecanismos deben coordinarse para lograr mayores efectos. La parte china apoya a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que actúe como el principal canal en aspectos como el mantenimiento de la paz y la estabilidad en Afganistán y la asistencia humanitaria, y urge a la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés) y a otros organismos de la ONU a cumplir eficazmente sus funciones y responsabilidades. La parte china acoge con agrado que los diversos mecanismos multilaterales relacionados con Afganistán den juego a sus respectivas ventajas y aúnen esfuerzos para ayudar a Afganistán. Hace no mucho tiempo, la primera reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países vecinos de Afganistán sobre la cuestión afgana y la reunión informal de ministros de Relaciones Exteriores de China, Rusia, Pakistán e Irán sobre la cuestión afgana alcanzaron muchos consensos, y enviaron una señal clara de crear un buen entorno externo para la paz y la reconstrucción de Afganistán. China está dispuesta a mantenerse en comunicación y coordinación y a seguir fortaleciendo la cooperación con todas las partes.

Wang Yi dijo que China, como vecino amigable de Afganistán, tiene la voluntad de emprender esfuerzos conjuntos con los demás miembros del G20 y con la comunidad internacional para permitir que los rayos de la paz iluminen y se extiendan por todo el territorio afgano y que los dividendos del desarrollo beneficien cuanto antes a todo el pueblo afgano, y para apoyar y ayudar en común a Afganistán a gozar de un futuro mejor.

Suggest to a friend 
     Print