Portada > Últimas Noticias
Construir Juntos una Comunidad de Toda la Vida en la Tierra
2021/10/12

Discurso Principal de S.E. Xi Jinping
Presidente de la República Popular China
en la Cumbre de Líderes de la 15a Reunión de la Conferencia de las
Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica

12 de octubre de 2021

Estimados colegas,
Señoras y señores, amigos todos:

Buenas tardes.

Me complace reunirme con ustedes de manera virtual en Kunming en ocasión de la 15a Reunión de la Conferencia de las Partes (COP15) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB). En nombre del Gobierno y el pueblo chinos, y en el mío propio, quisiera extenderles la más cálida bienvenida.

Tal como reza un antiguo proverbio chino, "Todas las cosas nacen de la armonía de la naturaleza, y cada una tiene su propia forma de nutrirse de la natulareza y crecer". La biodiversidad hace de la Tierra llena de vigor y constituye la base de la subsistencia y el desarrollo de los seres humanos. La conservación de la biodiversidad contribuye a la protección de la Tierra, nuestro hogar común, y al fomento del desarrollo sostenible de la humanidad.

Bajo el lema "Civilización Ecológica: Construyendo un Futuro Compartido para Toda la Vida en la Tierra", la COP15 de Kunming se desarrollará por promover el establecimiento del marco global de la diversidad biológica posterior a 2020 y la fijación de objetivos y vías para la protección global de la biodiversidad en el futuro, por lo cual reviste un significado relevante. Para tales efectos, la comunidad internacional ha de reforzar la cooperación y aglutinar voluntades y esfuerzos, con vistas a construir juntos una comunidad de toda la vida en la Tierra.

Los seres humanos y la naturaleza deben convivir en armonía. Cuando la humanidad es amigable con la naturaleza y la protege, la naturaleza le retribuye con generosidad; cuando la explota de manera brutal, la naturaleza le devuelve castigos despiadados. Por lo tanto, nos es menester venerar, respetar, adaptarnos y proteger a la naturaleza, a fin de construir un hogar de convivencia armoniosa entre la humanidad y la naturaleza.

Las aguas cristalinas y las montañas verdes son tan valiosas como montañas de oro y plata. Un buen entorno ecológico, además de ser una riqueza natural, es también una fortuna económica, que atañe al potencial y el ulterior vigor del desarrollo socioeconómico. Hemos de acelerar la formación de una modalidad de desarrollo verde y lograr el doble triunfo en el desarrollo económico y la protección ambiental, construyendo así un hogar de avance paralelo entre la economía y el medio ambiente.

La pandemia de COVID-19 ha ensombrecido el desarrollo global, que nos ha planteado mayores desafíos para la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU. Frente a la doble tarea de recuperar la economía y proteger el medio ambiente, los países en vías de desarrollo necesitamos aún más ayuda y apoyo. En este sentido, se nos exige afianzar la solidaridad y superar juntos las dificultades coyunturales, de manera que los logros de desarrollo y un entorno ecológico sano beneficien de manera más amplia y equitativa a todos los pueblos, construyendo así un hogar de desarrollo común de todos los países.

Estamos viviendo en una era llena de desafíos pero también de esperanzas. Siempre que sigamos adelante con perseverancia, nos esperará un futuro promisorio. Para el bien de nuestro porvenir común, debemos trabajar juntos para iniciar una nueva marcha hacia el desarrollo de alta calidad de la humanidad.

Primero, hemos de coordinar la relación entre los seres humanos y la naturaleza, guiándonos por la construcción de la civilización ecológica. Nos es menester abordar bien las contradicciones acarreadas por la civilización industrial, mantener las actividades humanas dentro de los límites de la capacidad de aguante del ambiente ecológico, y materializar la protección integral y gobernanza sistemática de montañas, ríos, bosques, tierras de labranza, lagos, prados y desiertos.

Segundo, hemos de contribuir al desarrollo sostenible global, valiéndonos de la transición verde. Nos es menester construir un sistema de economía verde, circular y baja en carbono y convertir las ventajas ecológicas en las para el desarrollo, a fin de que las aguas cristalinas y las montañas verdes generen enormes beneficios. Nos incumbe reforzar la cooperación verde internacional y compartir los frutos del desarrollo verde entre todos los países.

Tercero, hemos de fomentar la equidad y la justicia sociales, centrándonos en el bienestar del pueblo. Teniendo siempre presente la aspiración del pueblo a una vida mejor, hemos de esforzarnos por lograr resultados beneficiosos para todos en los ámbitos como la protección del medio ambiente, el desarrollo económico, la creación de empleos y la erradicación de la pobreza, para que los pueblos del mundo se sientan más beneficiados, felices y seguros.

Cuarto, hemos de defender el sistema de gobernanza internacional equitativo y razonable, basándonos en el derecho internacional. Hemos de practicar el verdadero multilateralismo, acatar e implementar efectivamente las reglas internacionales sin la adopción selectiva de las mismas según la conveniencia. Al establecer nuevas metas de la protección ambiental, necesitamos ser tan ambiciosos como pragmáticos y balanceados, para que el sistema global de gobernanza ambiental sea más equitativo y razonable.

Estimados colegas,

China ha conquistado notables logros en la construcción de la civilización ecológica. La historia reciente del viaje de un grupo de elefantes de Yunnan hacia el norte y su regreso al hábitat constituye una clara muestra de los resultados de la protección de animales silvestres en China. China continuará avanzando en la construcción de la civilización ecológica e implementando invariablemente la nueva concepción de desarrollo innovador, coordinado, verde, abierto y compartido, para construir una bella China.

En este sentido, quisiera anunciar que China establecerá el Fondo de Biodiversidad de Kunming y llevará la delantera en invertir 1500 millones de yuanes en este fondo, a fin de respaldar la conservación de la biodiversidad en los países en desarrollo. China llama y da la bienvenida a las diversas partes a contribuir al Fondo.

Para reforzar la protección de la biodiversidad, China está acelerando la construcción del sistema de áreas protegidas compuesto principalmente por los parques nacionales, y está integrando gradualmente en el sistema de parques nacionales las zonas de ecosistemas naturales más importantes, paisajes naturales más peculiares, patrimonios naturales más valiosos y biodiversidad más concentrada. China ya tiene establecido oficialmente su primer grupo de parques nacionales, incluyendo el de la Cabecera de los Tres Ríos, el de Osos Panda, el de Tigres y Leopardos del Noreste de China, el de la Selva Tropical de Hainan y el de Wuyishan, los cuales suponen una superficie protegida de 230 mil kilómetros cuadrados que cubren cerca del 30% de las especies terrestres de la flora y la fauna silvestres de protección prioritaria del país. Al mismo tiempo, se ha iniciado la construcción de un sistema de jardines botánicos en ciudades como Beijing y Guangzhou, a tenor del principio de coordinar la conservación in situ y ex situ.

Para cumplir con las metas de la cima de emisiones de CO2 y la neutralidad de carbono, China va a lanzar sucesivamente planes ejecutivos para la materialización de la cima de emisiones de CO2 en las áreas y sectores clave, así como una serie de medidas de apoyo y garantía, con el fin de establecer el esquema de políticas de "1+N" para dichas metas. China seguirá promoviendo reajustes de su estructura industrial y matriz energética, redoblando esfuerzos por desarrollar energías renovables y acelerando la planificación y la construcción de grandes bases de energía eólica y fotovoltaica en desiertos arenosos, desiertos rocosos y zonas desertificadas. La construcción de los primeros proyectos con una capacidad instalada aproximada de 100 millones de kilovatios ha arrancado de manera ordenada.

Estimados colegas,

Si respetamos la naturaleza, la naturaleza no nos defraudará. La civilización ecológica representa la tendencia del desarrollo de las civilizaciones humanas. ¡Que trabajemos de la mano, guiándonos por la concepción de la civilización ecológica y asumiendo nuestras responsabilidades con las futuras generaciones, para construir juntos una comunidad de toda la vida en la Tierra y un mundo limpio y hermoso!

Suggest to a friend 
     Print