Portada > China ABC > China y el mundo
Política exterior
 

China aplica una política exterior independiente de paz, cuyo objetivo fundamental radica en la defensa de la paz mundial y la promoción del desarrollo común. Esta política comprende los siguientes puntos principales:

Siguiendo la corriente de la historia, salvaguardar los intereses comunes de toda la humanidad. China desea, compartiendo esfuerzos con la comunidad internacional, fomentar activamente la multipolarización mundial, impulsar la coexistencia y armonía de las múltiples fuerzas y mantener la estabilidad de la comunidad internacional; promover con entusiasmo la globalización económica para que el desarrollo tenga como meta final la prosperidad común, desplegando los puntos favorables y evitando los desfavorables, todo en beneficio de los diversos países, en especial de los que se encuentran en vías de desarrollo;

Establecer un orden político y económico internacional, justo y racional. En lo político, todos los países deben respetarse mutuamente, efectuar consultas, y no imponer a los demás su propia voluntad; en lo económico, deben fomentarse recíprocamente y desarrollarse conjuntamente, y no crear una exorbitante polaridad entre pobres y ricos; en lo cultural, se debe tomar como ejemplo a los demás para lograr un florecimiento común y no excluir la cultura de las otras naciones; en lo referente a la seguridad, deben salvaguardarla mancomunadamente, instituir un nuevo concepto de seguridad basado en la confianza y beneficio recíprocos, en la igualdad y en la coordinación, resolver los litigios mediante el diálogo y la cooperación, y no usar la fuerza o amenazar con usarla; oponerse a toda forma de hegemonismo y de política de fuerza. China nunca será una nación hegemónica ni expansionista;

Salvaguardar la diversidad del mundo y abogar por la democratización de las relaciones internacionales y la diversificación de los modelos de desarrollo. Las civilizaciones diversas, los sistemas sociales distintos y los caminos diferentes de desarrollo en el mundo deben respetarse mutuamente, aprender de los puntos fuertes de los demás para remediar los débiles propios en un proceso de competencia y comparación, y desarrollarse en medio de la búsqueda de los puntos de encuentro dejando de lado los de separación. Los asuntos de los diversos países deben ser decididos por los respectivos pueblos y los asuntos que atañen al mundo entero tratados por todos los países mediante consultas en pie de igualdad;

Oponerse a toda forma de terrorismo. China aboga por reforzar la cooperación internacional, solucionar los problemas del terrorismo tanto con medidas paliativas como con medidas radicales, prevenir y golpear las actividades terroristas, esforzarse por eliminar las causas que originan el terrorismo;

Mejorar y desarrollar de manera continua las relaciones con los países desarrollados, tener en gran estima los intereses fundamentales de los pueblos de los diversos países, no preocuparse en exceso por las diferencias de sistemas sociales e ideologías, ampliar los puntos de convergencia de los intereses comunes y solucionar adecuadamente las divergencias, sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica;

Reforzar la buena vecindad y la amistad con los países del entorno, persistiendo en considerar a los vecinos como amigos y compañeros, y fortalecer la cooperación regional;

Fortalecer continuamente la unidad y la cooperación con los demás países del tercer mundo, fomentar la comprensión y confianza mutuas, incrementar la ayuda y el apoyo recíprocos, ampliar las esferas de cooperación y mejorar sus resultados;

Participar decididamente en las actividades diplomáticas multilaterales, haciendo valer el papel que le corresponde en la ONU y otras organizaciones internacionales y regionales y respaldando a los demás países en vías de desarrollo en la defensa de sus derechos e intereses legítimos.

Suggest to a friend 
     Print