Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida el 30 de Julio de 2021 por Zhao Lijian, Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores
30/07/2021

CCTV: Hemos tomado nota de que la Secretaría de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha difundido recientemente las iniciativas pertinentes de “la Franja y la Ruta” como documentos del 75º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU. ¿Tiene la parte china algún comentario sobre esto?

Zhao Lijian: En junio de este año, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, presidió la reunión de alto nivel sobre la cooperación internacional bajo la Iniciativa de “la Franja y la Ruta” en la región Asia-Pacífico. Los 29 países participantes en la reunión lanzaron conjuntamente la Iniciativa de Asociación de “la Franja y la Ruta” para la Cooperación en Materia de Vacunas y la Iniciativa de Asociación de “la Franja y la Ruta” para el Desarrollo Verde, e hicieron un llamamiento al fortalecimiento de la cooperación internacional en términos de vacunas, a la promoción de la recuperación económica mundial, y a la realización del desarrollo verde y sostenible.

Recientemente, la Secretaría de la ONU ha difundido estas dos iniciativas como documentos oficiales del 75º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en el marco del tema 14 del programa, “aplicación y seguimiento integrados y coordinados de los resultados de las grandes conferencias y cumbres de la ONU en las esferas económica y social y esferas conexas”, y del tema 131 del programa, “salud mundial y política exterior”. Esto ha reflejado el apoyo de la Iniciativa de “la Franja y la Ruta” a la distribución equitativa de las vacunas a nivel mundial y a una recuperación económica verde, resiliente e inclusiva, por las cuales aboga la ONU; ha manifestado el apoyo de la Iniciativa de “la Franja y la Ruta” a la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible; y también ha mostrado que la comunidad internacional concede importancia y reconoce el papel positivo desempeñado por la cooperación en “la Franja y la Ruta”, especialmente en el fomento de la distribución equitativa de las vacunas y en la realización del desarrollo sostenible a nivel mundial. La parte china continuará trabajando con los socios de “la Franja y la Ruta” para apoyar firmemente el papel de liderazgo de la ONU en el desarrollo mundial y en el sector sanitario, y para reforzar aún más la conexión entre “la Franja y la Ruta” y la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible.

CCTV: Desde hace algún tiempo, ciertos políticos estadounidenses no han dejado de practicar la manipulación política aprovechando la cuestión de la trazabilidad, han promovido por la fuerza la trazabilidad del virus dirigida a China, mientras que han evitado hablar de los casos tempranos de Estados Unidos y de las múltiples dudas en torno a los laboratorios biológicos. ¿Cuál es el comentario de la parte china al respecto?

Zhao Lijian: Con el fin de transferir sus responsabilidades por su incompetencia en la lucha contra la pandemia y de alcanzar su objetivo político de difamar y reprimir a otros países, Estados Unidos ha practicado desenfrenadamente la politización de la pandemia, la estigmatización del virus y la instrumentalización de la trazabilidad; ha tomado las mentiras, las difamaciones y la coerción como criterios; y no ha mostrado ningún respeto por los hechos, la ciencia y la justicia. Esta bochornosa pieza de Estados Unidos será registrada sin duda alguna en los anales de la lucha de la humanidad contra la pandemia.

Ningún país puede encubrir sus propios delitos denigrando a otros países. Si Estados Unidos de verdad actúa de manera “transparente y responsable”, debe comenzar con las siguientes cuatro cosas:

En primer lugar, Estados Unidos debe publicar y examinar los datos de los primeros casos. En julio de 2019, aparecieron infecciones inexplicables de enfermedades respiratorias en el norte de Virginia y hubo un brote masivo de lesiones pulmonares asociado al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo (EVALI, por sus siglas en inglés) en Wisconsin, y en dos comunidades de jubilados cerca de Fort Detrick surgió una enfermedad respiratoria que causó neumonías por razones desconocidas. En septiembre de 2019, Maryland informó que los casos de EVALI se duplicaron allí. El director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reconoció el año pasado en público que algunas personas estadounidenses que se creía que murieron de gripe dieron positivo por la COVID-19 en el diagnóstico post mortem. Estados Unidos debe realizar pruebas de ácido nucleico y pruebas de anticuerpos a las muestras de suero sanguíneo de los pacientes anteriormente mencionados. Nos preguntamos cuántos de estos casos son en realidad casos de la COVID-19.

En segundo lugar, Estados Unidos debe invitar a expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a investigar Fort Detrick y los más de 200 laboratorios biológicos estadounidenses en el extranjero. En particular, la base de Fort Detrick es el campamento base de las actividades biomilitares de Estados Unidos, y el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de Estados Unidos (USAMRIID, por sus siglas en inglés) es la entidad principal. La comunidad internacional y el público estadounidense han expresado desde hace mucho tiempo sus preocupaciones por las actividades pertinentes ilegales, oscuras e inseguras en Fort Detrick. El USAMRIID, dedicado por mucho tiempo a estudios y modificaciones de coronavirus, sufrió graves accidentes de seguridad y fue cerrado en 2019. Poco después, una enfermedad con síntomas similares a los de la COVID-19 estalló en Estados Unidos. Con respecto a estas preguntas, la parte estadounidense nunca ha dado ninguna explicación ni a la comunidad internacional ni a su propio pueblo.

En tercer lugar, Estados Unidos debe invitar a expertos de la OMS a investigar a la Universidad de Carolina del Norte. Estados Unidos ha estado acusando calumniosamente al Instituto de Virología de Wuhan (WIV, por sus siglas en inglés) de causar la COVID-19 con sus estudios de coronavirus. Sin embargo, en realidad, Estados Unidos es el mayor patrocinador y practicante del mundo de este tipo de estudios. Especialmente, el equipo de Ralph S. Baric de la Universidad de Carolina del Norte es la autoridad de este tipo de estudios, con una capacidad extremadamente madura para sintetizar y modificar coronavirus. Una investigación sobre el equipo de Ralph S. Baric y su laboratorio aclarará si los estudios de coronavirus han creado o si pueden crear el SARS-CoV-2.

En cuarto lugar, Estados Unidos debe publicar los datos de los deportistas militares estadounidenses enfermos que asistieron a los Juegos Mundiales Militares de Wuhan. En octubre de 2019, Estados Unidos envió a más de 300 personas a Wuhan para participar en este evento deportivo. ¿Había personas entre ellas con síntomas similares a los de la COVID-19? ¿Qué enfermedad tenían exactamente esos deportistas militares reportados? Hay que dar a conocer lo antes posible los casos de enfermedad.

Prensa Latina: Esta semana, Estados Unidos promovió la emisión de una declaración conjunta para condenar a Cuba por el incidente ocurrido el 11 de julio. ¿Cuál es el comentario de la parte china sobre esta acción fuera del marco de la ONU?

Zhao Lijian: La parte china se opone constantemente a la imposición de sanciones unilaterales contra otros países por medios militares, políticos, económicos o de otros tipos, y se opone a la injerencia en los asuntos internos de otros países con el pretexto de la supuesta “libertad”, “derechos humanos” y “democracia”. Las sanciones unilaterales y el bloqueo impuestos por Estados Unidos son la causa raíz de la escasez de medicamentos y de energía que sufre Cuba, y han violado gravemente los derechos del pueblo cubano a la subsistencia y al desarrollo. La parte estadounidense debe respetar los propósitos de la Carta de la ONU y las normas básicas de las relaciones internacionales, escuchar atentamente las voces universales de la comunidad internacional, levantar inmediata y completamente su bloqueo contra Cuba y poner fin a su intromisión en el país.

La parte china apoya resueltamente a la parte cubana en su lucha contra la pandemia, en la mejora de los medios de vida del pueblo, en el mantenimiento de la estabilidad, así como en su exploración de un camino de desarrollo que esté en línea con sus condiciones nacionales. La parte china está dispuesta a trabajar con la comunidad internacional para seguir haciendo aportaciones positivas a los esfuerzos de Cuba para superar el impacto de la pandemia.

Beijing Youth Daily: En una reunión informativa del Panel Independiente de Preparación y Respuesta a la Pandemia en la Asamblea General de la ONU celebrada el 28 de julio, el Representante Permanente Adjunto de Estados Unidos ante la ONU atacó en solitario a la parte china sobre la cuestión de trazabilidad, y dijo que la parte estadounidense apoya a la OMS en el desempeño de sus funciones de forma independiente y sin interferencias. Afirmó que la parte estadounidense se siente profundamente preocupada por el intento de China de obstruir el trabajo normal de la OMS, especialmente su anuncio reciente de no participar en el plan de trabajo de segunda fase de trazabilidad de la OMS. Agregó que la cooperación de China es de gran importancia para que la OMS lleve a cabo investigaciones científicas sobre la cuestión de la trazabilidad del virus, y que conocer los orígenes del virus es muy crucial para prevenir las posibles pandemias futuras. ¿Cuál es el comentario de la parte china al respecto?

Zhao Lijian: Los comentarios del representante adjunto de Estados Unidos son una farsa de ser un ladrón que grita “detengan al ladrón” y de culpar a la parte inocente sin aceptar sus críticas.

La parte estadounidense dijo que la parte china ha intentado obstruir el trabajo normal de la OMS. En realidad, fue Estados Unidos el que se retiró flagrantemente de la OMS y amenazó frecuentemente a la OMS con dejar de pagar sus cuotas. Es Estados Unidos el que ha estigmatizado descaradamente a la pandemia y ha encasillado el virus, y el que ha interferido en los esfuerzos de la OMS para organizar y coordinar la respuesta global a la pandemia. También es Estados Unidos el que ha seguido a la OMS y al multilateralismo cuando la situación se adapta a sus intereses y los abandona cuando no. No es otro más que Estados Unidos el país que se desvió del tema del evento en la reunión informativa del Panel Independiente de Preparación y Respuesta a la Pandemia, y que se concentró en la trazabilidad del virus para calumniar a China. Este es otro ejemplo de cómo Estados Unidos ha interferido en la cooperación internacional en materia de salud pública. Es Estados Unidos el mayor saboteador del desempeño de la OMS de sus funciones de forma independiente y sin interferencias.

La parte estadounidense mencionó el anuncio de la parte china de no participar en el plan de trabajo de segunda fase de trazabilidad de la OMS. En realidad, la cosa con la que China no está de acuerdo es una trazabilidad altamente politizada, lo que no acepta China es una trazabilidad que se desvía de los requisitos de las resoluciones de la OMS, y el trabajo en el que China no participa es una trazabilidad que hace caso omiso a las conclusiones y recomendaciones de la primera fase de estudio. China está llevando a la práctica activamente las recomendaciones del informe del estudio conjunta de primera fase y está realizando estudios complementarios de seguimiento. En cambio, la parte estadounidense ha estado practicando una trazabilidad política, ha ignorado las conclusiones científicas y autorizadas del estudio, ha difundido arbitrariamente información falsa y mentiras, y ha distorsionado flagrantemente la posición de otros países. Es Estados Unidos el que no participa en la verdadera trazabilidad científica, y también es Estados Unidos el que se ha negado a participar en la cooperación internacional en términos de trazabilidad.

La parte estadounidense también dijo que la cooperación de China es de gran importancia para que la OMS lleve a cabo investigaciones científicas sobre la cuestión de la trazabilidad del virus. En realidad, acerca de la cuestión de la trazabilidad, China siempre ha adoptado una actitud abierta, transparente, científica y cooperativa. China ha tomado la iniciativa en llevar a cabo la cooperación con la OMS en la trazabilidad, ha invitado dos veces a expertos de la OMS para realizar estudios de trazabilidad en China, y ha recibido la visita de los expertos internacionales al WIV. Casi 70 países han expresado su oposición a la politización de la cuestión de la trazabilidad y su apoyo al informe del estudio conjunto de trazabilidad China-OMS a través de medios como el envío de cartas al director general de la OMS, la publicación de declaraciones y el envío de notas. Ahora, la pregunta es: ¿Cuándo podrá responder Estados Unidos a las dudas de la comunidad internacional sobre la base estadounidense de Fort Detrick? ¿Cuándo dará una explicación a la comunidad internacional sobre sus más de 200 laboratorios biológicos distribuidos en todo el mundo? ¿Cuándo llevará a cabo la cooperación en trazabilidad científica con la OMS tal y como lo hizo China?

Por último, quiero subrayar que hay que llevar a cabo la trazabilidad tanto del virus que causa la COVID-19 como del virus político. Estados Unidos debe respetar la ciencia, dejar de socavar la cooperación internacional en la lucha contra la pandemia y en la trazabilidad del virus, y adoptar una actitud abierta, transparente y cooperativa para recibir con agrado que expertos de la OMS viajen a Estados Unidos para realizar estudios de trazabilidad.

Bloomberg: El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha dicho hoy en Twitter que “Estados Unidos está profundamente preocupado por la creciente tendencia de vigilancia, acoso e intimidación contra los periodistas extranjeros” y añadió que “China puede y debe hacerlo mejor”. Por otra parte, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, dijo que, “a través de los medios de comunicación estatales oficiales”, China critica duramente “cualquier noticia que perciba como crítica contra las políticas chinas”. ¿Cuál es tu comentario al respecto?

Zhao Lijian: La parte china se opone categóricamente a los comentarios relacionados de Estados Unidos. Esta declaración de Estados Unidos, al igual que la declaración emitida hace unos días por el supuesto Club de Corresponsales Extranjeros de China (FCCC, por sus siglas en inglés), hace caso omiso a los hechos, confunde el bien y el mal, y sigue ejerciendo presión sobre la parte china con acusaciones infundadas. Tal práctica errónea ha expuesto una vez más la hegemonía, el acoso intimidatorio y el doble rasero de la parte estadounidense en la cuestión de los medios de comunicación y de la libertad de prensa. La parte china jamás aceptará esto. Con respecto a las acusaciones falsas, ya dejé en claro ayer nuestra posición. En cuanto a la cuestión de la violación de los periodistas extranjeros pertinentes a las regulaciones chinas, hemos presentado reclamaciones ante las personas e instituciones en cuestión.

Hablando de la censura, acosos e intimidación contra periodistas, la parte estadounidense no debe olvidar esto: desde 2018, Estados Unidos ha denegado las solicitudes de visado de más de 20 periodistas chinos sin causa; ha designado a varias oficinas de medios de comunicación chinos en Estados Unidos como “misiones extranjeras”, ha tomado medidas restrictivas de número de empleados contra ellos, y “ha expulsado” de manera indirecta a 60 periodistas de medios de comunicación chinos; también ha impuesto la discriminatoria medida restrictiva de emitir a todos los periodistas chinos un visado de estancia de solo tres meses. Muchos videos muestran cómo periodistas que hacían reportajes en los sitios de las manifestaciones después del incidente de George Floyd fueron detenidos maliciosamente por oficiales estadounidenses encargados de hacer cumplir la ley, e incluso fueron agredidos físicamente. Durante la toma del capitolio de Estados Unidos, los puntos de enlace habituales en el capitolio de muchos medios de comunicación, incluidos medios chinos, fueron atacados por manifestantes. Si esto no constituye represiones, acosos, intimidaciones y amenazas contra los periodistas y una violación directa a la seguridad física de los periodistas y a la libertad de prensa, entonces, ¿cómo deberíamos llamarlo?

Lo que ha estado haciendo la parte estadounidense es simplemente reprimir a China bajo el disfraz de la “libertad de prensa”, y constituye una excusa aparentemente decente que sirve para justificar su práctica descarada del doble rasero y de acosos hegemónicos. Con respecto al trato que se da a los periodistas y a la cuestión de la libertad de prensa, no es que la parte estadounidense “pueda hacerlo mejor”, sino que este país debe corregir sin demora alguna sus errores y buscar mejoras. La parte estadounidense debe reflexionar sobre sí misma, dejar de lanzar ataques injustificados contra China. Uno solo puede ganarse el respeto de los demás con un comportamiento adecuado.

Global Times: Bloomberg publicó el 29 de julio el actualizado “Ranking de Resiliencia ante la COVID-19”, en el que Noruega ocupa el primer puesto, Estados Unidos, el quinto, y China se coloca en el noveno lugar. ¿Tienes algún comentario sobre esto?

Zhao Lijian: Anteriormente, cuando Bloomberg calificó a Estados Unidos del “primer gran país del mundo en la lucha antipandémica”, dije que los pueblos del mundo lo tomarían como un motivo de burla en sus ratos de ocio.

Como lo ocurrido la última vez, algunos de mis amigos me han preguntado hoy si el informe de Bloomberg se imprimió con erratas nuevamente, debido a que Estados Unidos, el país con la mayor de cantidad de casos de infección y de muerte por la COVID-19, ocupa el quinto puesto en el actualizado ranking de la lucha antipandémica de Bloomberg. A ellos les cuesta entender qué lógica tiene esto.

Bloomberg dijo que las clasificaciones se basaron en indicadores de datos que abarcan la contención de la COVID-19, la calidad de la atención médica, la cobertura de vacunación, la mortalidad general y, a partir del mes pasado, el progreso hacia la reanudación de los viajes y la relajación de las restricciones fronterizas. Muchas personas creen que, tan solo por los indicadores de la cobertura de vacunación y la mortalidad general, no es razonable que Estados Unidos ocupe el quinto lugar. Sin embargo, Bloomberg dijo que en Estados Unidos “las muertes siguen siendo una fracción de lo que eran durante oleadas anteriores”, y que sus actividades sociales y comerciales han recuperado básicamente la normalidad, por lo que Estados Unidos fue colocado en el quinto puesto.

Incluso un alumno de escuela primaria es capaz de ver la contradicción que existe en esta lógica de inferencia. Esta capacidad para confundir el bien y el mal y para justificar su argumento tan contradictorio es realmente impresionante para nosotros. No creo que necesitemos prestar más atención a este ranking. Basta con recibirlo con una risa irónica y con tomarlo como un tema de charla en nuestros ratos de ocio.

China Daily: Según se informó, a principios de este mes, un laboratorio en Italia y otro en los Países Bajos volvieron a hacer pruebas para algunas muestras de sangre recolectadas antes del brote de la pandemia de COVID-19 y detectaron anticuerpos que normalmente se encuentran en personas contagiadas de la COVID-19. Expertos italianos dijeron que este resultado muestra que es muy probable que el coronavirus ya estuviera propagándose en Italia mucho antes del tiempo reconocido universalmente. ¿Cuál es el comentario de la parte china al respecto?

Zhao Lijian: En un artículo de noviembre de 2020, investigadores italianos señalaron que las muestras que dieron positivo en las pruebas de anticuerpos contra el coronavirus se recogieron durante la primera semana de octubre de 2019, lo que muestra que es probable que la infección pudiera haber ocurrido en septiembre de 2019. Las pruebas repetidas organizadas exclusivamente por la OMS también comprobaron la presencia de anticuerpos en estas muestras que normalmente se observan después de la infección por la COVID-19. Esto demuestra una vez más que es plenamente necesario llevar a cabo la trazabilidad del virus que causa la COVID-19 en múltiples lugares, y el trabajo de trazabilidad que se realizará a continuación debe prestar mucha atención a esto.

Según otros informes de medios de comunicación, los sitios de brotes de los casos de infección tempranos en algunos países europeos están vinculados con las bases militares estadounidenses, y es muy probable que el virus se haya propagado por Europa a través del “Programa de Sangre de las Fuerzas Armadas”. Entre los sitios de recolección de sangre se encontraba el laboratorio biológico de Fort Detrick. Hemos dicho en muchas ocasiones que en el laboratorio biológico de Fort Detrick existen violaciones a las regulaciones y riesgos de fugas. Sorprendente, un laboratorio que debería tener un nivel protección extremadamente elevado, con el fin de ahorrar costos, ha contratado con una empresa de residuos médicos con un historial de múltiples violaciones a las regulaciones y de mala gestión para abordar sus desechos médicos, incluidos aquellos a nivel de “armas biológicas”. Hay comentarios de que el personal militar estadounidense y sus paquetes de sangre de cadena de frío son una laguna en el trabajo de Europa para prevenir el coronavirus. ¿Existen de verdad los problemas reflejados en los informes pertinentes? ¿Cómo es la situación real?

La parte estadounidense debe abordar directamente y responder a las dudas pertinentes, mostrar apertura y transparencia, y abrir Fort Detrick al equipo de expertos de la OMS, para que el misterio de los orígenes del virus se revele lo antes posible. Antes de terminar, quiero decirles a todos que más de 20 millones de cibernautas chinos han firmado la carta conjunta para pedir a la OMS que investigue el laboratorio biológico de Fort Detrick.

HRTN: Según tenemos entendido, la parte china celebró el 29 de julio un diálogo de empresas sobre la cooperación internacional en materia de vacunas contra la COVID-19. ¿Puedes darnos más detalles al respecto?

Zhao Lijian: El Ministerio de Relaciones Exteriores de China, organizó el 29 de julio, junto con cuatro empresas de vacunas chinas, a saber, el Grupo Farmacéutico Nacional de China (Sinopharm), Sinovac Biotech, CanSino Biologics y Zhifei Longcom, un diálogo sobre la cooperación en materia de vacunas contra la COVID-19, al que asistieron más de 30 compañías de vacunas de más de 20 países.

Este diálogo forma parte de los preparativos para la primera reunión del Foro Internacional sobre la Cooperación en Materia de Vacunas contra la COVID-19, que se celebrará prontamente. Las empresas participantes se centraron en discutir cuestiones como el comercio y la producción conjunta de vacunas, y dijeron que asumirían sus responsabilidades sociales, construirían una asociación de cooperación internacional en materia de vacunas, ampliarían aún más el suministro de vacunas, y apoyarían las políticas de inoculación de los gobiernos estatales, para hacer mayores contribuciones a la cooperación antipandémica internacional.

Las compañías chinas de vacunas han establecido una buena cooperación con las empresas participantes, les han proporcionado más de 500 millones de dosis de vacunas y sustancia, y han llevado a cabo la producción conjunta con varias empresas. Durante el encuentro, las compañías chinas de vacunas también alcanzaron nuevas intenciones de cooperación con las partes participantes.

Agencia de Noticias Xinhua: Según informaron medios de comunicación, Alexander Semyonov, un destacado virólogo ruso y director de la sucursal de Ekaterimburgo del Centro Estatal de Investigación del Instituto Vectorial de Virología y Biotecnología VECTOR, dijo el otro día que el coronavirus que causa la COVID-19 se originó en la naturaleza y que las incesantes acusaciones estadounidenses de que “el coronavirus se originó en un laboratorio chino” están completamente impulsadas por factores políticos. ¿Tienes algún comentario sobre esto?

Zhao Lijian: Últimamente, cada vez más expertos, académicos y medios de comunicación de la comunidad internacional han emitido sus voces para refutar la difusión estadounidense del virus político. Me gustaría compartir las siguientes opiniones con todos.

En primer lugar, la “teoría de una fuga del WIV” es una conspiración difundida por Estados Unidos. El director Alexander Semyonov dijo que la hipótesis de que el coronavirus fue creado artificialmente es una “pura fantasía”, y que Estados Unidos ha difundido de manera exagerada y sensacionalista la “teoría de una fuga del WIV” con la intención de echarle la culpa a China. La Corporación de Radiodifusión de Kenia (KBC, por sus siglas en inglés) señaló en un artículo que la “teoría de una fuga de laboratorio” va en contra de los hechos, que el WIV tiene un modelo de gestión similar a los de otros laboratorios de alto nivel en la comunidad internacional, y que las acusaciones distorsionadas lanzadas por la parte estadounidense contra el WIV son infundadas. Pamela J. Bjorkman, catedrática de biología del Instituto de Tecnología de California, en Estados Unidos, que participó en la firma conjunta de una carta abierta de la revista Science para exigir una investigación sobre la “teoría de una fuga de laboratorio”, dijo que “pensé que la carta tendría el efecto de generar más fondos para la búsqueda de virus naturales en huéspedes animales”, pero “quizás ingenuamente, no anticipé que la carta se usaría para promover la hipótesis del origen del laboratorio”. Del mismo modo, Michael Worobey, un biólogo evolutivo de la Universidad de Arizona, que también participó en la firma conjunta, dijo que el hecho de que dejara su nombre en la carta abierta hizo creer erróneamente a la gente que él apoya la “teoría de fuga de laboratorio”, pero en realidad, considera que “un origen zoonótico del SARS-CoV-2 es más probable que un escenario de fuga de laboratorio”.

En segundo lugar, la politización de la trazabilidad es una manipulación política estadounidense dirigida a China. La página web de Uzbekistan Daily dijo en un artículo publicado que tanto la “teoría de una fuga de laboratorio” como el plan de trabajo de segunda fase de trazabilidad de la OMS son el resultado de la manipulación política de Estados Unidos. Farhat Asif, presidenta del Instituto de Paz y Estudios Diplomáticos (IPDS, por sus siglas en inglés) de Pakistán, dijo que los esfuerzos antipandémicos de China son capaces de resistir la prueba de la historia y que las calumnias por parte de Estados Unidos y otros países occidentales contra China son despreciables. Jeffrey Sachs, catedrático de la Universidad de Columbia, escribió en un artículo que la trazabilidad no debe utilizarse para culpar a China y para exculpar a Estados Unidos. La agencia de noticias rusa Sputnik dijo en un artículo publicado en su sitio web que el intento de Washington de usar la trazabilidad para difamar a China sin duda alguna obstaculizaría el descubrimiento del verdadero origen del virus. El académico armenio Benyamin Poghosyan dijo que Estados Unidos, impulsado por objetivos geopolíticos estrechos de miras, ha aprovechado la trazabilidad para practicar una propaganda anti-China, lo que ha socavado la lucha solidaria de la comunidad internacional contra la pandemia, y va en contra del concepto de la justicia y los derechos humanos defendido por Estados Unidos. Herman Tiu Laurel, un comentarista político de Filipinas, dijo que China suministra cientos de millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 al mundo, mientras que Estados Unidos ha desplegado repetidamente el juego político en cuestiones importantes relacionadas con el bienestar humano, y agregó que este comportamiento debe terminar.

En tercer lugar, la OMS debe investigar el laboratorio biológico de Fort Detrick. Herman Tiu Laurel, un célebre comentarista político filipino, dijo que China invitó proactivamente al equipo de expertos de la OMS a Wuhan para hacer visitas in situ, lo que demuestra que China no tiene nada que ocultar, mientras que Estados Unidos ha difundido sensacionalista y repetidamente teorías de la conspiración contra China, y no se ha mostrado transparente ni ha aceptado la censura sobre la situación en su propio país como el “epicentro pandémico”, lo que es muy sospechoso. Otro artículo publicado en el sitio web de Sputnik señaló que se sospecha que el servidor destinado a la firma conjunta de cibernautas chinos de una carta para hacer un llamamiento a la investigación sobre Fort Detrick ha recibido ataques cibernéticos por parte de Estados Unidos, lo que ha hecho que Fort Detrick parezca aún más sospechoso. Añadió que el desprestigiado Fort Detrick ha tenido problemas de seguridad desde hace mucho tiempo, y que el llamamiento de China a una investigación allí es razonable. Anwar Adams, presidente del Partido Democrático Independiente de Sudáfrica, dijo que justamente antes del brote global de la pandemia de COVID-19 en otoño de 2019, ocurrió en el laboratorio de Fort Detrick un incidente de fuga, y que la OMS debe tener en cuenta plenamente esto e investigar a Fort Detrick.

CNS: Según revelaron los medios de comunicación estadounidenses The Palm Beach Post y Miami Herald, el sitio web del Departamento de Salud de Florida mostró anteriormente los datos de 171 pacientes locales que tenían síntomas de la COVID-19 o dieron positivos en las pruebas en enero y febrero de 2020, pero estos datos fueron eliminados el 4 de mayo de 2020 por la noche. Posteriormente, el Departamento de Salud de Florida descubrió que la eliminación había causado una interrupción en el número de casos y tuvo que restaurar los datos pertinentes. ¿Qué comentario tiene la parte china sobre esto?

Zhao Lijian: He tomado nota de los informes sobre esto. La eliminación de los datos de pacientes de tanta importancia ha vuelto a exponer la conspiración política de Estados Unidos de encubrir el virus.

En primer lugar, la parte estadounidense ha intentado crear una falsa sensación de seguridad falsificando el progreso en su lucha antipandémica. El gobierno de Florida, ignorando los estragos causados por la pandemia y la vida y la salud de los ciudadanos, propuso el 29 de abril apresuradamente un plan de tres pasos hacia la reapertura. La primera fase se inició justamente el 4 de mayo. La eliminación de los datos no tiene otro objetivo que presentar una narrativa falsa de que su respuesta a la pandemia era efectiva y que la reapertura de la economía tenía una base sólida, cuyo objetivo era buscar el capital político.

En segundo lugar, la parte estadounidense ha tratado de practicar una manipulación política flagrante con una coordinación de arriba hacia abajo. El expresidente estadounidense, Donald Trump, afirmó el 30 de abril que había visto “evidencias que comprueban que el virus se originó en un laboratorio en Wuhan”. El 4 de mayo, alegó que “el virus se propagó desde la región de Wuhan”. Utilizó una y otra vez la pandemia como una herramienta de manipulación política para reprimir a China. Según informes de prensa, ninguno de los 171 casos tenía historial de viajes a China, lo que es claramente inconsistente con la narrativa oficial defendida por el gobierno de Estados Unidos, por lo que no es de extrañar que se eliminaran los datos pertinentes. Según se informó, la gerente de Sistemas de Información del Departamento de Salud de Florida, encargada de eliminar los datos, había expresado explícitamente su oposición a esta decisión, pero posteriormente fue despedida.

Por último, la parte estadounidense ha intentado destruir pruebas y ocultar casos tempranos. El primer caso oficialmente publicado en Florida fue del 1 de marzo, pero según informes periodísticos, los 171 casos anteriormente mencionados aparecieron en enero y febrero, y los casos sospechosos más tempranos incluso surgieron el 1 de enero. Muchos residentes en Florida dijeron que tenían síntomas de infección ya en enero y febrero. Sin embargo, el gobierno de Florida y el gobierno federal lo han encubierto todo con los mayores esfuerzos posibles. Esto demuestra plenamente la confusión y la falta de transparencia en el rastreo y las pruebas de los primeros casos en Estados Unidos.

La eliminación de los datos de los primeros casos por parte del Departamento de Salud de Florida puede ser solamente la punta del iceberg de los esfuerzos estadounidenses para encubrir la pandemia. Según los resultados de un estudio realizado por la Universidad de Washington, el número de casos de infección y el de casos de muerte por la COVID-19 en Estados Unidos pueden alcanzar los 65 millones y los 900 mil, respectivamente, y alrededor del 60% de los casos de infección no se han sumado al total. Algunos políticos estadounidenses han buscado recompensas por sus logros y se han elogiado a sí mismos, pero han dejado que las numerosas masas populares sufran mucho de las consecuencias, y han hecho que la lucha global contra la pandemia se haga aún más difícil. Estos políticos estadounidenses deben dar una explicación responsable y una debida respuesta al mundo sobre su ignorancia por los hechos, su violación a la ciencia, y su menosprecio por la vida.

TASS: La parte china dijo citando a investigadores internacionales que tanto una síntesis artificial del virus como una fuga de laboratorio son teorías de la conspiración. Al mismo tiempo, la parte china ha hecho un llamamiento para que se investigue el laboratorio biológico estadounidense de Fort Detrick. ¿Existe alguna contradicción entre la opinión de que una fuga de laboratorio es una teoría de la conspiración y el llamamiento para que se investigue el laboratorio biológico de Fort Detrick?

Zhao Lijian: Estados Unidos ha apuntado al WIV, y su afirmación de una “fuga de laboratorio” se refiere a una “fuga del WIV”.

La parte china ha invitado dos veces a la OMS a China para llevar a cabo estudios de trazabilidad, en los que el equipo de expertos visitó el WIV. Ahora, hay cada vez más dudas en torno al laboratorio biológico de Fort Detrick, por lo que es hora de que Estados Unidos invite a expertos de la OMS a investigar Fort Detrick.

Bloomberg: El presidente filipino, Rodrigo Duterte, restauró el Acuerdo sobre las Fuerzas Visitantes entre Filipinas y Estados Unidos. La parte filipina puso fin a este acuerdo hace más de un año, y esta medida fue considerada con una inclinación hacia la parte china. ¿Qué comentario tiene el Ministerio de Relaciones Exteriores sobre el restablecimiento de este acuerdo?

Zhao Lijian: Hemos tomado nota de los informes pertinentes. La parte china siempre sostiene que los intercambios y la cooperación interestatales no solo deben beneficiar a los países mismos, sino que también han de contribuir a la paz y la estabilidad regionales y globales.

Shenzhen Satellite TV: Varios investigadores estadounidenses sobre indígenas nativos hablaron en medios de comunicación estadounidenses y expusieron la oscura historia de los internados estadounidenses para indígenas. Los académicos dijeron que la mayoría de los estadounidenses no son conscientes de que las tragedias de los internados canadienses para indígenas también ocurrieron en Estados Unidos entre 1869 y 1978. Decenas de miles de niños indígenas fueron excluidos de sus comunidades tribales, fueron llevados a la fuerza a los internados administrados por el gobierno y las iglesias, y fueron inculcados con la idea de que “ser un indígena es la fuente de vergüenza”. ¿Cuál es tu comentario sobre esto?

Zhao Lijian: He tomado nota de los informes pertinentes. Ted Gover, director del Programa de Certificación de Administración Tribal de la Universidad de Posgrado de Claremont (CGU, por sus siglas en inglés), señaló en un artículo publicado en el periódico The Hill que durante más de 100 años entre 1869 y 1978, más de 350 internados en Estados Unidos trataron de reemplazar los valores, idiomas y formas de vida de los indígenas estadounidenses con el cristianismo, las tradiciones occidentales y el inglés. Durante su apogeo de desarrollo, aproximadamente el 83% de los niños indígenas estadounidenses estaban en internados, donde sufrieron el castigo físico y el acoso sexual, además del trabajo pesado y enfermedades.

Jackie Thompson Rand, catedrática de Estudios de Indios Estadounidenses de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign (UIUC, por sus siglas en inglés), dijo que, en el verano, los niños indígenas en los internados eran acogidos en familias blancas. Los niños eran enviados a franjas y a otros lugares como manos de obra gratuitas, y las niñas se dedicaban a quehaceres domésticos como sirvientas. El hambre, las enfermedades, el castigo físico y el abuso sexual causaron muchas muertes y suicidios de numerosos niños indígenas. Jackie Thompson Rand dijo: “A finales del siglo XIX, quedaban 250.000 indígenas nativos en Estados Unidos. Si eso no es genocidio, entonces no sé qué es”. No obstante, debido a la necesidad de colonialismo y de genocidio cultural, el gobierno estadounidense ha encubierto esta pieza histórica deliberadamente, y como resultado, las personas en el mundo, e incluso muchos estadounidenses no conocen esta verdad.

La oscura historia de los internados para indígenas nativos estadounidenses es solo una gota en el océano del racismo sistémico y de los problemas de los derechos humanos en Estados Unidos. Son innumerables los delitos de genocidio y de lesa humanidad cometidos por Estados Unidos contra los indígenas nativos. Hasta hoy día, muchos afroamericanos y personas de origen asiático aún viven en medio del miedo a la discriminación racial y a los crímenes de odio, y “apenas pueden respirar”.

Los hechos han demostrado una y otra vez que Estados Unidos no está en posición, en absoluto, de ser “defensor de los derechos humanos”, y mucho menos tiene derecho a ser el proselitista que pregona enseñanzas a los demás con arrogancia. Lo que la parte estadounidense debe hacer es reflexionar sobre sí misma, averiguar a fondo la historia oscura de los internados para indígenas nativos americanos, hacer valer la debida justicia y dar a conocer la verdad para los pueblos indígenas, y resolver seria y eficazmente los problemas graves de los derechos humanos que existen en el país.

Reuters: Según se informó, una comisión bipartidista del Congreso de Estados Unidos pidió a la cadena hotelera Hilton Worldwide no participar en el proyecto de construcción de un nuevo hotel en el sitio antiguo de una mezquita en Xinjiang, y afirmó que esta mezquita fue destruida por las autoridades competentes locales. ¿Cuál es tu comentario sobre esto?

Zhao Lijian: Los pocos legisladores estadounidenses que has mencionado siempre están obsesionados con difundir mentiras y rumores sobre Xinjiang, sus comentarios están llenos de arrogancia e ignorancia, y su intención de buscar beneficios políticos privados a través de calumnias y denigraciones es conocida por todo el mundo.

Lo que quiero enfatizar es que la mayoría de las mezquitas en Xinjiang fueron construidas en las décadas de los años 1980 y 1990 o incluso más temprano. En los últimos años, con la aceleración de la urbanización y la puesta en funcionamiento de la estrategia de revitalización rural, algunos gobiernos locales, de acuerdo con el llamamiento y solicitudes de la comunidad musulmana local, han tomado medidas como la construcción de nuevas instalaciones, el traslado de edificios y la ampliación de los existentes, a la luz de los planes de desarrollo para la construcción urbana y rural. Como resultado, se ha resuelto bien el problema de construcciones peligrosas de las mezquitas, y estas ahora se han vuelto más seguras, mejor distribuidas, y más limpias, y pueden totalmente satisfacer las necesidades de los creyentes.

Los legisladores estadounidenses pertinentes deben reconocer los hechos del desarrollo y progreso de Xinjiang, dejar de calumniar y desprestigiar las políticas étnicas y religiosas de China, y abstenerse de entrometerse en los asuntos internos de China con el pretexto de la supuesta cuestión de los derechos humanos.

NHK: La Deutsche Marine (Armada Alemana) tiene planeado enviar a principios de agosto barcos a la región del Indo-Pacífico, incluido el Mar Meridional de China, para fortalecer su cooperación militar con Japón y Australia. ¿Cuál es el comentario de la parte china al respecto?

Zhao Lijian: Hemos tomado nota de los informes sobre esto. Los buques militares del país en cuestión deben cumplir seriamente el derecho internacional durante su navegación en el Mar Meridional de China, respetar la soberanía y los derechos e intereses de los países litorales, y no hacer cosas que perjudiquen la paz y la estabilidad regionales.

******************************************************

Debido a las vacaciones de verano de 2021, la conferencia de prensa habitual del Ministerio de Relaciones Exteriores se suspenderá desde el 2 de agosto (lunes) hasta el 13 de agosto (viernes), y se reanudará el 16 de agosto (lunes).

Durante este tiempo, los periodistas aún podrán plantear preguntas a la Oficina del Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores por fax, correo electrónico, o WeChat. Si se celebra una reunión informativa con tema especial, se les avisará de manera oportuna. Presten por favor atención al sitio web del Centro de Prensa Internacional (IPC, por sus siglas en inglés) del Ministerio de Relaciones Exteriores.

¡Felices vacaciones de verano a todos los amigos periodistas!

Para sus Amigos:   
Imprimir
<