Portada > Voz del Embajador
Embajador Zhu Qingqiao publica artículo de opinión sobre la cooperación de vacunas entre China y México
2021/02/22

El embajador chino en México Zhu Qingqiao publicó el 22 de febrero en Milenio un artículo de opinión titulado "Profundizar la Cooperación de Vacunas entre China y México". A continuación el texto completo del artículo.

El 20 de febrero llegó a México el primer lote de vacunas contra COVID-19 de parte de la farmacéutica china, Sinovac. Antes de esto, el 11 de febrero, arribó el primer lote de insumos para las vacunas producidas por Cansino de China, el cual además será envasado en México. El Comité Federal de Protección de Riesgos para la Salud de México (COFEPRIS) ha autorizado el uso de emergencia de estas dos vacunas. China seguirá proporcionando el insumo y los productos terminados a México en el futuro.

En los ensayos clínicos en varios países y lugares, las vacunas de China han demostrado su buena seguridad y efectividad. Asimismo, son capaces de formar una protección efectiva en una amplia gama de personas y no requieren transporte ni almacenamiento en cadena de frío a temperaturas ultrabajas, lo que reduce en gran medida los costos y mejora significativamente la accesibilidad de las vacunas. El avance importante en la cooperación en materia de vacunas entre ambos países marca una nueva etapa de la cooperación bilateral contra la pandemia. Estoy convencido de que las vacunas chinas jugarán un papel positivo en la construcción de la línea de defensa inmunológica para México y ayudará al pueblo mexicano a superar el virus lo antes posible.

Desde el brote de COVID-19, China y México siempre se han apoyado y ambos pueblos se han solidarizado. El pueblo chino nunca olvidará que, en la coyuntura más crítica y difícil en la lucha contra la pandemia en China, todos los círculos mexicanos le ofrecieron a China un valioso apoyo y solidaridad. En el mismo sentido cuando México se ve afectado por COVID-19, el pueblo chino sintió en carne propia las afectaciones. Los mandatarios de ambos países alcanzaron consensos importantes en la cooperación contra la pandemia, y China brindó apoyo dentro de su alcance a México, como compartir las experiencias sobre el control y tratamiento del virus y ayudarle a transportar 1.000 toneladas de materiales sanitarios desde China mediante puente aéreo.

En la actualidad, la cooperación en las vacunas forma la parte más primordial de la lucha contra COVID-19 entre China y México. El gobierno chino apoya a las empresas a realizar ensayos clínicos en México a exportarle y producir de forma cooperativa las vacunas. Debido a sus 1.400 millones de habitantes, China tiene una enorme demanda interna de vacunas y una capacidad de producción limitada. Sin embargo, a la luz de la concepción de priorizar la vida y la salud, China hizo todo lo posible para proporcionar vacunas a México a resolver su necesidad urgente, transmitiendo una firme solidaridad con el pueblo mexicano.

La cooperación de vacunas China-México interpreta vívidamente la esencia de la comunidad de futuro compartido de la humanidad. El Presidente de China, Xi Jinping, expresó con contundencia: Todo lo que sea favorable para la humanidad, China tiene la responsabilidad ineludible de llevarlo a buen puerto. China es el primero en comprometerse a hacer de las vacunas bienes públicos globales y concede gran importancia a su accesibilidad y asequibilidad en los países en desarrollo. En la Reunión Ministerial Abierta del Consejo de Seguridad de la ONU sobre las Vacunas contra COVID-19, el Consejero de Estado y Canciller de China Wang Yi afirmó que, en la distribución de las vacunas, no debemos dejar que ningún país en necesidad se quede atrás, y que nadie que espere una vacuna sea olvidado. China va a promover el convertir las vacunas en bienes disponibles y asequibles para los países en desarrollo en lugar de artículos lujosos concentrados por pocos países.

China es fiel a sus palabras y está promoviendo la distribución justa de vacunas e impulsando la cooperación internacional. China es uno de los primeros en unirse a la iniciativa del Acelerador de acceso a herramientas COVID-19 de la OMS, colabora activamente con más de 10 países en el desarrollo de vacunas, en el cual participan más de 100 mil voluntarios de más de 100 nacionalidades. China ha decidido formar parte de COVAX y ha anunciado que proporcionará 10 millones de dosis de vacuna a este plan para cubrir las necesidades urgentes de los países en desarrollo. Al mismo tiempo, China está brindando asistencia de vacunas a 53 países de desarrollo y exportando vacunas a 22 países. Además, ponemos en pleno juego el papel de la cadena de industria para apoyar a otros países a procesar y fabricar las vacunas, con el fin de elevar la producción global. China también decide participar en la iniciativa del Grupo de Amigos de la ONU para donar vacunas contra COVID-19 a las fuerzas de paz de la organización. En América Latina, las vacunas chinas han sido aplicadas a gran escala en Chile y Perú, entregadas a más de 6000 pueblos indígenas de Brasil y han logrado la autorización del uso de emergencia en Colombia, Uruguay y otros países, contribuyendo a proteger la vida de los pueblos de los países en desarrollo.

El virus no sabe de fronteras y la humanidad comparte el futuro común. Estamos convencidos de que, en esta carrera para salvar vidas, si todos los países hacen lo mejor que puedan, abogan por la solidaridad y el verdadero multilateralismo y construyen activamente una comunidad de salud para todos, ¡El mundo saldrá adelante de la pandemia y recibirá un futuro más promisorio!

Para sus Amigos :   
Imprimir